Inicio

Suscripción Gratis

Cartas tarotCartas del Tarot

cartas tarot gratis

Cartas del Tarot: Rey de Espadas

                                                                                                  Compartir

Rey de Espadas:

 

     Con una doble corona en forma de tocado y con los colores del Logos Solar, el Rey de Espadas sujeta una espada en posición vertical y apuntando hacia el cielo, símbolo de la firmeza de sus ideales, sujeta con su izquierda la funda de la espada. Las flores de sus hombros, nos muestran 5 y 3 pétalos, relacionándolo con el Arcano de la Justicia.

 

     El Rey de Espadas nos indica la preparación para la acción, una acción del todo consciente, realizada con mucha actividad mental como muestra la complicada corona y la mirada del Rey hacia la derecha, mientras su cuerpo esta posicionado hacia la izquierda.

 

      Sus pies muestran la intención de levantarse, está presto para la acción.

 

    Nos indica la capacidad de afrontar los percances de la vida de forma reflexiva, manteniendo firme la voluntad y la armonía entre los cuerpos.

 

     El suelo de color azul nos indica el elemento Aire.

 

- Arcanos mayores que corresponden: Justicia, el Ermitaño, la Rueda de la Fortuna, el Ahorcado, el Arcano sin Nombre (la Muerte), la Templanza y el Diablo.

-   Elemento: Aire activo: significa proceder con una mente analítica.

-   Estación: Otoño

-   Dirección Cardinal: Oeste

-   Palabra Clave: Espacio

-   Correspondencia: Picas

-   Número 14: Significa confusión y asociación; equivale al Rey.

-   Nacidos: Del 22 de Enero al 19 de Febrero

Significador de: Acuario

 

-   Significado: Persona activa y resuelta. Experta. Autoritaria. Controlada. Dotes de mando. Individuo de profesión liberal. Abogado. Médico. Ingeniero. Sumamente analítico. Sentido de justicia Fuerza. Superioridad. Persona de muchas ideas, proyectos e iniciativas.

-   Significado Invertida: Persigue hasta la rutina las cosas emprendidas. Crueldad. Conflicto. Egoísmo. Sadismo. Persona peligrosa o malvada. Mal superior o jefe intolerante.