Inicio

Suscripción Gratis

Cartas tarotCartas del Tarot

cartas tarot gratis

El rayo destructor en el tarot

La Casa de Dios: La Torre

 

 

Sumergido en tinieblas, no importa cuanto tiempo haya transcurrido para entenderlo, El Mago optará por seguir avanzando en esta Rueda de la Existencia.


El Loco, se transformó en un aprendiz, se cubrió con la sabiduría de todos y cada uno de los arquetipos que encontró en su recorrido, incluso se transformó en un sabio Ermitaño para seguir evolucionando, y últimamente descubrió en el arcano

                                                                                                                          Compartir

anterior "El Diablo", a su sombra, aquella que se encuentra oculta, ignorada, de la cual tarde o temprano no se puede escapar, y solamente es válido enfrentar.

En este nuevo arcano comprenderá que las “fatalidades“, pueden y deben ser revertidas por los grandes iniciados . "Si no hay sombras no es posible vislumbrar la luz". Muchas veces se presentará como un problema, en otras ocasiones será una pérdida, que hará sentir que todo lo aparentemente conocido y vivido se cae, pero deberá comprender que rara vez será algo irreversible, sobre todo si se lee el aviso correctamente y se replantea la forma de vida.


Esta carta anuncia pérdidas de todo lo construido por el hombre hasta ese entonces, algunos lo asocian con la Torre de Babel, simbolizando la voluntad divina sobre la del hombre.

Lo ilustra la imagen del arcano que lleva el número dieciséis.

La Torre


La figura central es una torre, la cima de ella se encuentra partida, por una fuerza destructiva con forma de lengua de fuego, que proviene desde un cielo blanco y sin nubes (simbolizando el plano divino). La fortaleza tiene tres ventanas que representarían cuerpo, alma y espíritu y se encuentra rodeada por una lluvia de esferas de colores: azul, blanco y rojo, que curiosamente, como pudiese suponerse, no son ladrillos que caen de la estructura derrumbada.

Según las tradiciones cristianas, durante el período de Adviento las esferas son símbolos de las oraciones que suelen hacerse: el azul, representa el arrepentimiento; las rojas, son la peticiones; las blancas, son alabanzas.

De la torre caen dos figuras humanas, una de ellas, está visible en forma completa, porque representaría, el consciente que está siempre manifiesto, viendo lo evidente; por el contrario, de la otra figura, solamente se alcanza a ver el rostro y parte del torso, y representaría el inconsciente, que se manifiesta sólo en parte.

Interpretación de este arcano en una tirada


• Esta carta lleva implícita la realización de un suceso imprevisto, probablemente de una catástrofe o un acontecimiento que reviste caracteres de destrucción de todo lo que existía o era conocido por “existencia” hasta ese entonces
• Es la voluntad de Dios por sobre la del hombre
• Predestinación
• Aprendizaje
• Liberación carnal
• Colapso
• Si la carta se encuentra invertida: su influencia es menos “catastrófica“. Las caídas serán menos estrepitosas
• Esta carta se interpreta de igual forma tanto al derecho como al revés.


Con relación a los tres planos


• Plano espiritual: es la manifestación del ser divino, sobre la voluntad del hombre
• Plano mental: .el colapso
• Plano material: la destrucción.


Según el tipo de consulta


• Amor. Si se consulta por amor: señala ruptura, relaciones rotas, pérdida.
• Trabajo. Si se consulta por trabajo: indica probabilidades ciertas de ruina, fracaso, inclusive es la carta de la prisión o cárcel, también indica problemas políticos y exilio. Pérdida de trabajo o situación laboral.
• Personas. Características de personalidad: se trata de gente egoísta, tozuda, que no ve “más allá “, que no está bien aconsejada, que “construye castillos en el aire” sin bases sólidas, excesivamente soñadora y compulsiva. 

Autora: Marcela Cancino

Sigue mis escritos en:

www.elblogdelareinadebastos.blogspot.com

www.reinadebastos.over-blog.es